La cementera

9:02:00 Paco 16 Comments



Tenemos en pleno litoral malagueño una de las fábricas más contaminantes de España, como es el caso de la Cementera de Financiera y Minera - Italcementi Group (Cementos Goliat) y que además se dedica a la quema de residuos que tienen graves efectos para la salud. Cuando las partículas que se emiten por las chimeneas de los hornos cementeros, provienen de la combustión de mezclas de carbón y residuos como lodos de depuradora (el caso de la cementera de Málaga), los daños pulmonares que provocan son mucho más graves que cuando sólo se quema carbón no mezclado con residuos…. ¡pero no pasa nada… todo sea por el capital!!!!

16 comentarios :

  1. Uma foto, ao nível da execução fotográfica perfeita

    ResponderEliminar
  2. Siempre la pregunta: ¿Por que no se puede lograr progreso, y salud?

    La fotografía PRECIOSA.
    Sí será buena la fotografía, que me digo: (Habrá que darle un retoque al asfalto)

    Muchos besicos.

    ResponderEliminar
  3. Con modestia, en mi blog tienes algo para ti.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Buena foto-denuncia. En el polo químico de Huelva pasa lo mismo, se supone que hay controles de emisión y límites que respetar pero curiosamente los controles de los lugareños nunca coinciden con los de las industrias y tampoco con los de la Junta. Curiosamente cuando llueve intensifican su actividad debido a que la lluvia 'camufla' aún más estas emisiones, pero al fin y al cabo están ahí...a veces uno se pregunta por qué ocurre y llega a la conclusión que has dado, 'vil metal'... pero no sólo debe ser esto ¿no?

    La foto es fantástica, con un cielo rompedor y mucho detalle en las columnas de decantación de la fábrica. El Fiat amarillo de primer plano le da una nota de color que necesitaba la imagen, ¡no todo va a ser gris como el cemento!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. El gobierno del pais o en su defecto las instituciones pertinentes deberian tener mas control con este tipo de fabricas, para dañar lo minimo el medio ambiente.
    Buena foto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Esta fue una de las primeras fotos tuyas que me llamaron la attenció (o alguna parecida) Yo tengo cementeras a 30 KM de la cemex. Afortunadmanete sus efectos no llegan a mi pueblo y están en lugares apartados.

    ResponderEliminar
  7. Muy buena..ese coche amarillo queda fenomenal,supongo que habran pasado muchos de todos los colores hasta que llego este.

    ResponderEliminar
  8. Buena toma! Tenías el triángulo puesto? Qué peligro...

    Me encanta la definición de la cementera.

    ResponderEliminar
  9. a quien tenemos que picar para que dejen de contaminar?

    Aleteos!

    ResponderEliminar
  10. A ver me he saltado muchas de tus fotos, no se como os da tiempo para tantas.
    Las de la playa con exposicion lenta son muy, muy buenas y la del charco con la marquesina del autobus tambien me ha gustado mucho.
    Esta tiene un color excelente, y por lo que veo vas acuestas con el tripode siempre o al menos muchas veces.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. La denuncia con arte influye y crea consciencia. Enhorabuena por la toma.

    ResponderEliminar
  12. creo que muchos dirina que falto subir la velocidad de la camara para congelar la imagen,

    Pero ami me gusta tal cual, ese barrido del coche le da vida a la fotografia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Como siempre una foto increíble. El coche es de anuncio.
    He pasado junto a la cementera en coche y es una pena el aspecto que le da al litoral, siendo aún peor la contaminación. Pero comentabas en mi blog, esto es el capitalismo. Muchas gracias por tus visitas.

    ResponderEliminar
  14. he de decir que odio estas cementeras por lo que significan, pero me atraen por la magia de las fotos que propician, sobre todo estas que están junto al mar. Véae, como ejemplo, tu magnífica foto. Aunque peor, te remito a una entrada mía:
    http://laacequia.blogspot.com/2007/09/hiriendo-el-mar-hacia-el-delta-del-ro.html
    A ver si te gusta.

    ResponderEliminar
  15. Me recuerda a la que tengo al lado de casa. A lo largo del tiempo han llegado a comerse una montaña entera con su ermita y su castillo incluidos. Y nos dejaron a todos llenos de polvo de cemento.

    ResponderEliminar

...///...