Luz de invierno

13:12:00 Paco 17 Comments

Resultaba sorprendentemente curioso, que con todo el frio que había en ese momento en la playa, un viento racheado que creaba una sensación térmica de más frio aún… allí estaba el pecador de caña oculto tras una sombrilla que precisamente anunciaba ¡HELADOS!...


17 comentarios :

  1. Cuando sepa que cámara me voy a comprar (ahora mismo estoy entre la futura D400 a punto de salir según rumores y la que yo sé que es la mejor cámara que se ha fabricado jamás: la D700. Para la D700 me tengo que esperar mucho o pagarla poco a poco, pero tendría una cosa resuelta, tras muchas investigaciones, lecturas, comparativas objetivas, conversaciones con fotografos añejos e incluso un par de conversaciones con ingenieros de telecomunicaciones no hay duda posible: "cómprate una d700 y tienes camara para 10 años") digo que cuando me decida lo primero que me voya comprar es un gran angular extremo y voy a dispàrar desde donde tu disparas, más o menos. Sabes que estudio tu estilo y técnica porque hay mucho que aprender de ti, a base de observar y observar tu blog con calma. Un día te iré a visitar e intercambiaremos información, ya lo sabes , te lo digo siempre. El día que tenga cámara nuevala visita a Málaga está obligada.

    ResponderEliminar
  2. Paco, no te extrañes del pecador-pescador... cada uno con su afición, seguro que no reparó en el color y rotulación de su parasol, convertido en para vientos (tu si, claro).

    Y tu? ¿cómo te guardabas de ese viento que moldeaba los cielos?

    Una buena fotografía, con su toque de color en la playa y el tratamiento justo de HDR, sin pasarse.
    Saludetes

    ResponderEliminar
  3. Nunca es mal momento para un heladito jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la composición y ese contraste que sabes darle a tus creaciones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Como diría un antiguo torero de mi tierra "Hay gente pa tó..."

    Curiosa imagen.

    Pd.: Me apunto junto al amigo Osselin a "afotar" Málaga. Y sus chiringuitos. ;)

    ResponderEliminar
  6. A la luz de invierno, la sombrilla parece el resto de las ruinas del verano, esa antigua civilización de helados y playas llenas (lo que el viento se llevó:-)
    Muy bonita y muy sugerente.

    ResponderEliminar
  7. preciosa imagen. Qué cielo tan impresionante. Las fotos de invierno dan mucho juego.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Buena toma, sí señor! Me encanta ese color azur fuerte de la sombrilla de helados, que contrasta con los tonos azules del cielo!
    saludos

    ResponderEliminar
  9. Caro amigo, belo registo...Espectacular...
    Um abraço

    ResponderEliminar
  10. El suelo pareciera que pende del cielo de manera que las cañas unen el uno con el otro para que no se separen...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Cómo molaría caminar descalza por esa arena helada...

    ResponderEliminar
  12. Ahí, justo ahí, se están amasando ahora todos los helados que nos comeremos en verano.
    Esa sombrilla se sale, Paco. Fnatástica.

    ResponderEliminar
  13. Fantástica, el color, la composición, todo.
    Felicidades por tu blog e imágenes, nos haces disfrutar de nuestro paso por aquí.

    ResponderEliminar
  14. Helados estaban los pescadores, a buen seguro....

    Esa luz de invierno es quizás la más codiciada por su escasez, por lo cara que se paga su captura, pero sin duda una vez adquirida y dominada es espectacular.

    Genial ojo Paco, como siempre.

    ResponderEliminar

...///...